ANPE denuncia medidas de Consejería de Educación de La Rioja por COVID-19



ANPE-RIOJA DENUNCIA LAS CONSTANTES VACILACIONES, CONTRAAVISOS, INSTRUCCIONES PERENTORIAS Y RETRASOS DE TODO TIPO POR PARTE DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN.

Desde que comenzó la crisis sanitaria por COVID-19, ANPE ha sido prudente al apoyar al Consejero de Educación en una situación inédita y de excepcional severidad, pero, tres semanas después de la interrupción de las clases presenciales, no se han establecido prioridades, no se han proporcionado medios suficientes a los profesores para acometer sus instrucciones, ni se han tomado decisiones tan importantes como aplazar o no las oposiciones de 2020.

La Consejería de Educación ha emitido casi una docena de instrucciones, en ocasiones sumamente contradictorias como obligar a los docentes a acudir a sus centros durante tres días, a pesar de la alerta sanitaria y del fulminante cierre decretado por el Gobierno de la Rioja, para luego impedirles totalmente el acceso. Ambas medidas han ocasionado gran incertidumbre y numerosas dificultades organizativas en los centros. Además, los centros públicos y los alumnos de La Rioja no cuentan ni con los medios ni con la formación tecnológica suficientes para convertir una formación presencial en online de la noche a la mañana. Incapaz de reconocer esta realidad ni de poner medios que la palíen, la Consejería está empujando a familias y a docentes a hacerse responsables de una situación que ni con la mejor de las disposiciones se puede superar. Es urgente que esta Consejería gestione cuanto antes los recursos que el Ministerio de Educación y Formación Profesional, Telefónica, Cisco e IBM, según acuerdo de 30 de marzo, van a proveer para facilitar la continuidad educativa de los estudiantes de Bachillerato y FP con menos recursos, y que habilite otros para alumnos del resto de niveles.

Dos semanas después del cese de clases presenciales, las instrucciones han culminado con un Plan de Continuidad Educativa a Distancia de La Rioja, que impone a los docentes una exhaustiva carga burocrática, para documentar en qué situación se hallan los alumnos. Lo paradójico es que este Plan contiene un informe con porcentajes y consecuencias sobre la brecha digital, que la Consejería ya tiene datos de ingresos de familias y que la elaboración de un listado por parte de centros con qué alumnos y qué recursos necesitan sería algo simple e inmediato. Cabe preguntarse cuánto tiempo va a tardar la Consejería en tomar medidas respecto a los datos que recoja.

Por último, ante la falta de liderazgo del propio Ministerio de Educación y FP respecto a las convocatorias de oposiciones 2020, que no ha sido capaz ni de coordinar a las CCAA para tomar una decisión unánime, ni de entender que se hallen en diferentes circunstancias, ANPE denuncia que se haya cancelado la reunión prevista para hoy, entre Ministerio y CCAA, y que a estas alturas los opositores no tengan certeza alguna, en un mar de bulos, sobre en qué Comunidad va a haber convocatoria y si el retraso supondrá pérdida de plazas. Buen ejemplo de ello es que el Consejero de Educación de Navarra anunció ayer en rueda de prensa que La Rioja no va a convocar oposiciones en 2020 y, a estas alturas, el propio Consejero riojano no ha hecho público nada.  

Por todo ello, ANPE denuncia que tanto alumnos y familias como docentes y centros en La Rioja están trabajando en un clima de incertidumbre y carencias, provocado o injustificablemente no paliado por la Consejería, que hace más dificultoso aún este prolongado estado de alarma y que ya está teniendo graves consecuencias.

Logroño, 31 de marzo de 2020